martes, julio 19, 2005

No me atrevo a llamar

Si, ya se que estás de vuelta en la ciudad. Y no me has llamado como prometiste que harías cuando volvieras. Y yo que muero por hablar contigo, pero no te voy a llamar. Voy a tratar de no hacerlo por lo menos esta vez.

Trato de disculparte, porque sé que cuando volvieras de tus vacaciones ibas a tener muchos proyectos pendientes. El problema, es que queramos o no, tenemos por lo menos un proyecto pendiente, juntos. Pero porque si puedes llamar a los otros del proyecto? Detesto cuando te da la malparidez, porque soy yo el que tiene que pagarla? Detesto este limbo. Los dos sabíamos en que nos estabamos metiendo, pero por lo menos podías llamar y decir "ya llegue, despues hablamos". No me gusta que me lleves al cielo, que hagamos todo lo que hacemos/sentimos/decimos y luego indiferencia total. En estos casos no me gusta ser el último de la fila. Aunque sea mandame pa'la mierda, pero mandame o aparece! así no se vale.

5 Comments:

At martes, julio 19, 2005 3:21:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

ASI ES LA PUTA VIDA CON LAS VIEJAS HERMANO...

 
At martes, julio 19, 2005 8:58:00 p. m., Anonymous Ana said...

No son sólo las viejas. Los hombres también y a mí me pasa lo mismo, y yo tampoco lo voy a llamar.

 
At martes, julio 19, 2005 8:59:00 p. m., Anonymous Ana said...

Que raro sonó eso que escribí... mal uso de la puntuación. Yikes.

 
At miércoles, julio 20, 2005 2:32:00 a. m., Blogger anankè said...

me parece familiar la situación. ánimo. pero sin dejarse tratar mal!

 
At jueves, julio 21, 2005 6:45:00 a. m., Blogger Psychedelic Sally said...

Lo bueno sería que ella estuviera en las mismas...

 

Publicar un comentario

<< Home