lunes, agosto 22, 2005

Como venía diciendo me gustan mucho los viernes, las cosas fluyen más fácil. Este viernes que paso fue cosa de locos, un montón de cosas en la oficina que estaban estancadas, que no pasaban, pasaron el viernes. Como por arte de magia todo fluyo, paso todo lo que tenía que pasar, (firmas, aprobaciones, vistos buenos, etc.) y el viernes se pudieron hacer. (Estoy por pensar que el viernes es un estado mental). En resumidas cuentas se trabajo mucho, salí tarde y cansado de la oficina pero con las claras intenciones que el viernes todavía no se iba a acabar.

Mejor dicho, botellita de guaro con los amigos en uno de esos sitios que mencione. Los temas, lo mismo de siempre. O sea nada. Pero la cosa es no es hablar acerca de eso, ya ese tema se ha tocado varias veces por acá. Tiene que ver es con el placer de acostarse cuando uno de verdad esta cansado, cansado en serio, como lo estaba yo el viernes.

Porque no hay nada más bueno que acostarse cuando uno esta así. Vos llegas a tu casa, abrís la nevera, tomás algo y te vas para la habitación, pero primero hacés una parada técnica en el baño (dientes, pipí y pa' la cama, como decía mi mamá). Cuando finalmente llegas a tu cama, te sentás, te quitas los zapatos, la ropa, prendes el TV para que te arrulle(y le activas el "sleep") y finalmente te acostas. Pero ojo: todo esto hay que hacerlo despacito, para poder disfrutarlo más.

Una vez que uno esta tendido en la cama, sentís como si el colchón y la cobija te abrazaran y te van envolviendo y envolviendo hasta que te quedas dormido...

Bonus Track:
  1. Un placer sencillo, pero muy bueno! y no cuesta.
  2. Fin de semana muy tranquilo.
  3. Lunes muy agitado.

2 Comments:

At lunes, agosto 22, 2005 8:27:00 p. m., Blogger NickTay said...

greetings Columbia :)

 
At lunes, agosto 22, 2005 10:48:00 p. m., Blogger ximena said...

todo eso mas una duchita antes de acostarte y duermes como angelito!!!!!!!!!!

 

Publicar un comentario

<< Home