jueves, noviembre 17, 2005

De amores y desamores


Me encanta el fútbol. Eso no es un misterio. El que haya pasado por acá con alguna regularidad, lo habrá notado. Y mi relación con él, ha sido una historia de odios y amores. De muchas tardes/noches en el Estadio durante mi adolescencia, de largas filas que se veían compensadas por ese equipo campeón, por ese equipo que jugaba bonito, por ese equipo que jugaba la libertadores, y sobre todo que la ganó algún día. Y sí, hubo ocasiones en las que incluso viaje a otras ciudades solamente para verlo jugar. También fuí a Barranquilla a ver jugar la Selección y como muchos también me creí el cuento que podíamos ser campeones del mundo en USA 94, tal y como lo había dicho Pelé.

Por eso fue tan grande la decepción cuando nos eliminaron. Rabia, tristeza, frustación, desilusión. Y justo cuando pensaba que el dolor no podía ser más grande, me sueltan la noticia...
Todavía lo recuerdo, yo me había levantado algo tarde porque todavía estabamos en vacaciones, iba a desayunar y mi mamá se sentó conmigo en el comedor, con la mirada aquella de las mamás. Yo no sabía que hacer, trataba de acordarme si la noche anterior había hecho algo malo, y no, no podía ser eso, todo había estado tranquilo. De repente la soltó: "Mijo, no vas a creer. Anoche mataron a Andrés Escobar". Y en efecto, yo no lo podía creer. Y lloré. Ella sabía cuanto me podía afectar la noticia, ella sabía lo que era el fútbol para mí. Ella me había ayudado a hacer la bandera que yo llevaba al Estadio, creo que por eso me lo quiso decir ella.

Ese día, y por mucho tiempo odié el fútbol. No podía creer, simplemente no podía. No volví al Estadio, no me cabía en la cabeza que hubiera gente que pudiera llegar a eso. Por qué a Andrés? al No. 2 de Nacional/Colombia? al del cabezazo en Wembley!? al que era todo un caballero. Despues de mucho tiempo, volví a aprender (como cuando era chiquito y lo jugaba sin parar) que era solo un juego. Y entonces pude dejar de lado tanta pasión (lease y entiendase, pasión mal entendida) y disfrutar del juego. Y entonces lo pude volver a ver en televisión, e incluso coqueteé con el volviendo de nuevo al Estadio. Y entonces me dí cuenta que tambien se puede perder, y que es normal, y que el mundo sigue igual cuando se pierde, y fue ahí, cuando de verdad pude volver a disfrutar el fútbol. Cuando lo pude volver a ver sin apasionamientos acalorados.

Y entonces, ya no me burlo de los hinchas de otro equipo cuando les ganamos. Pero ojo: eso no significa que no lo disfrute, si uno no disfrutara las victorias, entonces qué? es solo que digamos, aprendí que es un juego y que no vale la pena tanto apasionamiento. Por eso no entiendo porque hoy alguien me dijo que iba a hacer fuerza para que al DIM le fuera mal, que no podía quedar campeón. Simplemente no lo entiendo.

Yo no sé si me habré vuelto pendejo o que, pero a mí en el fondo hasta me alegraría si quedaran campeones. Será porque mi papá es hincha de ellos. Pobrecito, tuvo tres hijos, los tres hombres y todos salimos hinchas de Nacional. Y para rematarlo, también tiene tres nietos (y uno más en camino!), hombres también y por supuesto hinchas Verdes para variar.

En fin, si aprendieramos que es solo un juego, que es buenísimo ganar, pero que no pasa nada cuando perdemos...
... si se acabara la violencia en los estadios.

Bonus Track:
  1. Finalmente tuve un respiro esta semana. Mucho trabajo y abandono casi total del mundo blog, intentaré ponerme al día pronto.
  2. Si, muy bacanos puentes. Pero despues como te lo cobra el trabajo en los cuatro días restantes de la semana...
  3. No, no me había atorado ni intoxicado con la pizza. Mucho trabajo. Pero gracias a los que preguntaron.
  4. Y que raro es ver los goles en el noticiero y que no pasen los del Verde. Campeones y luego eliminados. Gloria/Infierno.
  5. Confirmado. Voy a ver mar estas vacaciones!

6 Comments:

At jueves, noviembre 17, 2005 5:31:00 p. m., Blogger Ciudadano Tipico said...

Y... en total acuerdo con el asunto de las pasiones con relación al Juego. Y con lo de A.Escobar. Y con los imbeciles que se van a golpes, o peor, a chuzadas y homicidios por un juego.. y los que rompen vidrios, tiran piedras, queman carros, y otras bellezas. Por todo lo anterior no creo que vos seas pendejo pues...

Ahora... lo que creo es que el Padre debiera estar agradecido porque la vida le está enseñando que todos nos equivocamos pero que las nuevas generaciones son más inteligentes y por eso son hinchas del Rey de Copas.

Y al que no le guste pues... me averiguo donde queda la casa y romperé vidrios, y tiraré piedras y me iré a los golpes cuando digan, donde digan, cómo digan, carajo.

PS. En serio creí que era caso de intoxicación por pizza fría de día anterior. Pero que alegría saber que está vivo. Saludos. Nos veremos en el Mar, depronto.

 
At jueves, noviembre 17, 2005 6:03:00 p. m., Anonymous Patton said...

Me pasó igual, desde la muerte de Andrés Escobar veo el fútbol con menos apasionamientos, tomo las derrotas con calma, aunque el "rock & gol" ayuda ... de verdad que lo hacen a uno reir en la desgracia.

Y que hayan sacado a Uruguay del mundial es una de esas pequeñas alegrías que hacen que uno no pueda dejar de sentir cositas por el fútbol.

 
At viernes, noviembre 18, 2005 11:14:00 a. m., Blogger la exsra de lenin said...

a mi me gusta mucho el futbol, peor me parece que los que se van a golpes por un equipo son muy muy tontos...
me alegra que no haya intoxicacion...
ojala yo tambien pueda ir estas vacaciones al mar...

 
At sábado, noviembre 19, 2005 8:44:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

=) Qué bueno verlo sumercé. Yo no sé, creo que en cierta forma las perdidas pueden hacerlo a uno bajonearse demasiado. Nunca he ido a ver un partido, pero sé que para algunos hinchas es demasiado extrema la vida.

 
At lunes, noviembre 21, 2005 7:50:00 a. m., Blogger Muzzzo said...

aahhh, el fútbol...
... y el mar!
Que sería de mí todo el año sin fútbol, y en vacaciones sin mar!
Life is simple. Si tu quieres que así sea.
Go socceroos!

 
At jueves, diciembre 01, 2005 2:49:00 p. m., Blogger JuanFalla said...

Muzzo, tenez toda la razon. Ojala el resto de los hinchas colombianos de sus respectivos equipos vieran el futbol de la manera que vos lo estas viendo ahora. Seguro que los estadios se llenarian mas.

Asi es que debemos pensar como seres humanos, no hay nada de malo en celebrar una victoria, pero eso es totalmente diferente a restregarselas a los hinchas del otro equipo.

 

Publicar un comentario

<< Home